Qué es el cultivo hidropónico

Qué es el cultivo hidropónico

La palabra hidropónico se deriva del vocablo griego hydro que significa agua, y ponos que significa trabajo, es decir, hidropónico es literalmente “trabajo en el agua”. El cultivo hidropónico es un tipo de cultivo donde las plantas pueden crecer sin la necesidad de estar en suelo agrícola.  Solamente necesita de agua y de disoluciones minerales. 

Tras muchos estudios se llegó a la conclusión de que las plantas crecen gracias al agua y la radiación solar y el suelo solo ejerce la función de reserva. Por lo general gracias a este cultivo se producen alimento en muy poco tiempo. Sigue leyendo y aprende la mejor manera de aplicar el cultivo hidropónico.

Cómo plantar cultivos hidropónicos

1. Debes buscar el sitio adecuado para plantar cultivos hidropónicos: No es necesario que sea un lugar muy grande, puede ser un patio o el techo. En pequeños espacios o en pequeños lotes urbanos difíciles de cultivar.

2. Elige que quieres cultivar: Si es un espacio muy pequeño, intenta cultivar hortalizas como la lechuga, zanahoria o cilantro.

3. Busca los sustratos para los semilleros: Puedes ser, arena de rio, aserrín, cascarillas de arroz.

4. Semilleros: Las semillas que selecciones debes colocarla en un recipiente con una mezcla homogénea con sustrato. Los cuidados para esos semilleros, debes regarla cada tres días y no debes tenerla en un lugar donde le que pegue directamente la luz.

5. Estructura el área: Mientras que esperes el momento adecuado para trasplantar, acomoda el lugar en donde las pasarás.

6. Trasplanta: Luego de 28 días puedes trasplantarlos, ya que la raíz puede sostener el sustrato sin peligro que se desprenda la raíz.

7. Entre los cultivos hidropónicos que dan buenos resultados se encuentran los de tomate, y lechuga.

Tomate hidropónico

Los tomates hidropónicos, se colocan en un material sin tierra que pueda retener los nutrientes y soportar sus raíces. El cultivo hidropónico de los tomates, evita que padezca de muchas enfermedades debido al método ecológico. Además, este método de cultivo es muy productivo, tanto así, que tendrás tus tomates en menos tiempo que de la manera tradicional.

Lechuga hidropónico

El vegetal más fácil para cultivar hidropónicamente es la lechuga. Se cultiva en aguas y sales minerales. Es sorprendente lo rápido que este cultivo hidropónico dará resultado, en unas cuantas semanas estarás disfrutando de tu cosecha, es decir, que al año puedes sembrarla varias veces la lechuga hidropónica.

Artículos relacionados
Listado de plantas. Descubre plantas de interior, trepadoras, medicinales y bonsáis.